Una zorra es encarcelada por cachonda

Hoy me he despertado encerrada en una jaula inexplicablemente, pero creo que estar cautiva me excita, no sé porque en una situación como esta me pongo tan ardiente, solo espero que mi captor tenga una verga tan grande que haga estallar de placer. Me encantaría chupar una poya larga ahora mismo. De repente llega mi captor y no me he equivocado, tiene una polla de madres, ya quiero sentirla rosando mi coño y que me la meta hasta el fondo.